Blogia
EROTIKA. RELATOS Y PENSAMIENTOS

A TI.

A TI.  

(Para mi amado y querido prometido).

A ti, que lees todos y cada uno de mis relatos, a ti que en ellos te ves reflejados, a ti que me dedicas las más hermosas palabras, a ti que siempre me ves con buenos ojos. A ti, que nada puedo negarte, a ti quiero dedicarte tan solo por un minuto todas mis palabras.

A ti que con cada una de mis letras te transportas a ese mundo donde sólo estamos tú y yo. Y entonces poco a poco me desnudas, besando cada poro de mi piel, la habitación se llena de mis suspiros y sabes entonces, que me gustan esos besos que me das. Y mi aprobación te hace ir más allá, me tumbas sobre la cama, me desprendes del sujetador y acaricias mis senos. Tus ojos me miran, los míos te devuelven la mirada y un nuevo suspiro escapa de mi garganta. Besas mis labios, introduces tu lengua en mi boca, la mía se enreda con ella. Abandonas mi boca y lames el lóbulo de mi oreja, mi cuerpo se estremece y gimo. Desciendes despacio por mi cuello, beso a beso hasta llegar a mis senos. Los besas, los chupas, los lames y te entusiasmas con ellos. Siento como mi piel se eriza, y mis pezones se endurecen. Deseo más, y tú lo sabes, por eso sigues tu camino descendente por mi vientre, hasta llegar a la frontera de mis braguitas, muy despacio las deslizas por mis piernas y me las quitas. Abro las piernas dispuesta a recibirte. Mi sexo se humedece sólo con pensar lo que harás. Y enseguida siento tus labios rozando los míos. Una corriente eléctrica recorre mi cuerpo. Tu boca se cierra sobre mi clítoris y empiezas a lamerlo, lo chupas, lo mordisqueas levemente; yo me convulsiono, siento el placer recorriendo mi sexo, tu lengua se mueve sabiamente, recorre el camino hacía mi vagina y se introduce en ella, otro gemido escapa de mi boca, no puedo evitarlo, mis piernas se mueven, todo el bello de mi cuerpo se eriza. Enredo mis manos en tu pelo y empujo tu cabeza hacía mi sexo, sientes como mis jugos llenan tu boca y entonces te suplico:

- Rinaldo.

Sabes perfectamente lo que deseo, te pones sobre mí, tu sexo erecto se acerca al mío. Suspiro y fijo mi mirada en la tuya, no nos hacen falta las palabras, ambos sabemos lo que sentimos con tan sólo mirarnos a los ojos. Entras en mí despacio y despacio tu sexo se desliza por el mío, te atrapo con mis piernas, te recuestas sobre mí y de nuevo tus labios besan los míos, nuestras manos se entrelazan y despacio sin dejar de mirarnos a los ojos empieza el baile de pasión, la batalla del amor entre mi cuerpo y el tuyo. Y juntos cabalgamos hacía la cumbre.

Y a ti, sólo a ti, puedo darte esta pasión y a mí, sólo a mí, puedes darme esa parte de tu corazón. No se lo digas a nadie, pero algún día (y sé que tú lo sabes) la promesa que te hice, se cumplirá.

Erotikakarenc

Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 Spain de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/ o envie una carta a Creative Commons, 559 Nathan Abbott Way, Stanford, California 94305, USA.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Rinaldo -

Tu eres mi princesita más querida, la musa de mis sueños, la mujer que aparece en mis fantasías más ocultas y que disfruta leyéndote en esos momento que dedicas tan íntimos y que interpreto, creo, con más intensidad que muchos otros lectores, porque lo vivo pegado a tí, a tu cuerpo, a tu mente, a tu corazón y te quiero, te quiero y te quiero.
Gracias por estar ahi.
Rinaldo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres